Una visita en la zona norte de Puebla

Cuetzalan

Calle en Cuetzalan

Visitar la zona norte del estado de Puebla, ubicado en la parte meridional de la República Mexicana, es caminar verdaderamente entre las espesuras y las tradiciones. Es una excelente opción de viaje para conocer más esta parte del país y descubrir un ambiente totalmente diferente a la zona central del estado que posee un clima más seco y mas cálido.

Si el destino es la Sierra norte y usted sale de la ciudad de México, la mejor opción es la carretera que pasa por las pirámides de Teotihuacan y sigue por Tulancingo hasta Huauchinango, a donde se llega en un poco más de 2h de camino. La Sierra Norte de Puebla es un macizo montañoso compacto y verde, atravesado por ríos jóvenes que se precipitan en no menos de 20 cascadas que sobrepasan las 100m de altura.

En su intrincada geografía habitan pueblos indígenas que conservan tradiciones, y se encuentran ecosistemas que en otros lugares han sido arrasados. Huauchinango es la entrada a la Sierra, como lo anuncian la subida, las curvas y el cambio de paisaje en el ultimo tramo de la carretera, y es el centro comercial y económico más importante de la región.

Hacia el noreste, a unos 7km, se ubica Nuevo Necaxa, que nació, como Macondo, fundado por la compañía constructora de la presa que desde hace un siglo ocupa el sitio de los que fuera la vieja Necaxa, y que por décadas fue la principal fuente de abasto del fluido a la capital de la República Mexicana. Hoy puede uno recorrer la presa en lancha y admirar esta obra de ingeniería que sigue trabajando.

Quince kilómetros más adelante se llega a la pequeña ciudad de Xicotepec, cercana a la zona arqueológica de La Xochipila que vale la pena detenerse y visitar las ruinas. Cuatro kilómetros al sur de Huauchinango se localiza el Centro Campestre Las Truchas, sitio ideal para acampar o simplemente para ir a pasear y a comer rodeado de montañas, bosques, lagos y cascadas.

Por la misma carretera, unos 20km después, estarán en Zacatlan de las Manzanas, donde hay, además, duraznos, ciruelas y muchas otras frutas, así como dulces y vinos que se hacen con ellas, un singular Museo de Relojes Monumentales y el Museo Mineralógico. A un lado de la ciudad corre, al fondo de la barranca, el río Ajajalpan, que se puede ver desde el mirador de Los Jilgueros. Diez kilometros al sur, llegando por un camino de terracería, esta el Salto del Quetzalapa, uno de los más espectaculares y conocidos de la región.

Por fin les invitamos a conocer la ciudad de Cuetzalan que, a pesar de encontrarse a 180km de la ciudad de Puebla, es uno de los sitios más visitados del estado. Es por la neblina que la envuelve, la fuerte persistencia de la cultura y las tradicionales de nahuas y totonacos, que los harán sentir que llegan a un lugar donde el tiempo se detiene y donde la magia es posible.

Podrán visitar la Iglesia de los Jarritos, admirar sus admirables trabajos de cestería, las cercanas pozas y cascadas, las cavernas de Chivostoc, y desde luego el tianguis que se instala cada domingo en el centro del pueblo. Muy cerca podrán también visitar la zona arqueológica de Yohualinchan, cuya pirámide principal ostenta nichos similares a los que pueden ver en El Tajín en el estado vecino de Veracruz.

Foto Vía: chuchogm

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Puebla


Deja tu comentario