Entre piedra y madera, la arquitectura tabasqueña

. 16 Julio 2010 . 0 Comments

Iglesia San Marcos

Iglesia San Marcos en Paraíso

El estado de Tabasco ofrece muy bellas muestras arquitectónicas y es un estado muy interesante que podrán visitar durante sus próximas vacaciones en Mexico. Así podrán descubrir algunas muestras de diferentes estilos como edificios religiosos, oficiales, plazas y otros más.

Entre las diferentes riquezas de Tabasco, no dejen de visitar la Caza de los Azulejos terminada en 1915 y ubicada en la capital estatal, Villahermosa. El sobre nombre le viene de la abundante decoración a base de esas piezas de cerámica, muchas de ellas de factura catalana, que adornan su fachada en la cual se descubren interesantes combinaciones ornamentales.

Todavía en Villahermosa, no se pueden perder una vuelta por la Plaza de armas, considerada por los habitantes de Villahermosa como el corazón de la ciudad. Es una encantadora plaza a la que acuden los lugareños a disfrutar de la sombra de sus arboles, que además sirven de abrigo a multitud de aves. En el pequeño kiosco de su parte central, a menudo se realizan presentaciones culturales.

Por fin, podrán darse el tiempo de visitar la Catedral, ubicada en el Paseo Tabasco y abierta todos los días desde las 8h hasta las 19h. Ese templo fue diseñado según el esquema de la basílica de San Juan de los Lagos en Jalisco. En su fachada, que semeja piedra labrada, se uso simple cemento para fabricar columnas y cornisas y cuenta con 3 cuerpos y remate flanqueados por 2 torres que elevan sus 3 cuerpos y un remate a manera de cúpula.

Saliendo de la ciudad, les recomendamos visitar el pequeño pueblo costero de Paraíso que ofrece un ambiente muy relajado y la posibilidad de admirar la Iglesia de San Marcos Evangelista que muestra una bella fachada de estilo neoclásico en 2 cuerpos.

La ciudad de Cupilco, ubicada a 45km al noroeste de Villahermosa, destaca por su Templo de Nuestra Senora de la Asuncion que, de acuerdo con las referencias locales, fue construido a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Su portada, alegre y colorida, es de cierto estilo neoclásico con un gran sabor popular. El interior es de gran hermosura por las bellas imágenes de santos y por la decoración de los capiteles de las columnas en nave.

Por fin, el pueblo de Oxolotan ofrece un Templo Dominico digno de ser visitado. Es un sobrio recinto de mediados del siglo XVII, levantado por los frailes franciscanos y ocupado posteriormente por dominicos provenientes de Chiapas. El conjunto comprendió el templo y un convento anexo, del que aún se ven algunos restos.

Foto Vía: Falgarra 2002

Tags: ,

Category: Tabasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *