Ek Balam, arqueología en Yucatán

Ek Balam

Los sitios arqueológicos de México, numerosos y diversos, son una de sus grandes atracciones turísticas y también uno de sus más importantes valores culturales e históricos.

Chichén Itzá es uno de los más famosos y visitados, en la provincia de Yucatán. Hoy nos dirigimos a un sitio cercano, ubicado 65 kilómetros al noreste de este yacimiento, y unos 26 kilómetros al norte de la ciudad de Valladolid.

Se trata de Ek Balam, cuyo nombre deriva del poblado maya de Ek Balam, situado a 2 kilómetros de allí, y cuyo nombre en maya yucateco es Éek’ Báalam, que significa Jaguar negro.

Se sabe que desde el año 300 antes de Cristo hasta la llegada de los conquistadores españoles, existió este asentamiento humano que alcanzó en su momento de mayor apogeo los 12 kilómetros cuadrados.

La ciudad estaba conformada por un espacio central de características sagradas que ocupaba un kilómetro cuadrado, y que era destinado a la residencia de la élite de la urbe. Este recinto era protegido por tres murallas.

Su nombre en ese entonces era Talol, y en su momento llegó a ser una importante capital maya de altos recursos económicos. Según fuentes del siglo XVI, la ciudad había sido fundada por Éek’ Báalam.

Hasta el momento, las investigaciones y excavaciones han sacado a la luz una mayoría de edificios del final del período clásico, y también algunos del preclásico. El ingreso se realiza a través de dos murallas, cruzando bajo un gran arco maya, llegando así a las construcciones del centro ceremonial, el palacio oval y un juego de pelota maya, un juego ritual llamado pok-ta-pok, y cuyo vencedor era sacrificado a los dioses, según se dice.

En total, el complejo está formado por unas 45 estructuras, entre las que destacan la Acrópolis del lado norte, la más grande de todas, las pirámides gemelas y una estela que representa al gobernante Ukit Jol Ahkul.

Foto Vía: world66

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Yucatan


Deja tu comentario