Barrancas del cobre, naturaleza mexicana

. 10 Diciembre 2010 . 1 Comment

Barranca de Urique

Barranca de Urique

Barrancas del Cobre es un parque natural que se extiende en los límites del estado de Chihuahua. Su nombre se debe a la gran cadena de cañones que alcanzan profundidades incluso mayores a las del gran Cañón del Colorado.

Las barrancas que componen esta red son Urique, Sinforosa, Batopilas, Candameña, Huápoca y Septentrión, entre otras. Sin dudas, uno de los principales atractivos de estas barrancas es el increíble paisaje que conforman.

Pero, por supuesto, la naturaleza en la región también alberga una flora y una fauna privilegiadas. A bordo del ferrocarril Chihuahua-Pacífico es posible recorrer las barrancas, haciendo alto en diversos puntos, para disfrutar al máximo de este magnífico lugar.

Como seguramente habréis imaginado ya, el ecoturismo y el turismo aventura son los protagonistas de las Barrancas del cobre. Tal es la importancia estas formas de turismo que Barrancas del cobre es sede del Festival de Turismo Aventura que se desarrolla entre los meses de julio y octubre con un sinfín de actividades que llenan de adrenalina a sus participantes.

La pesca es otro de los deportes privilegiados de Barrancas. El Lago de Arareko, situado en el corazón del parque natural, consta de una superficie de 40 hectáreas, enmarcada en bosques de pino, encinos y madroños. En este sitio idílico, a solo 264 kilómetros de Creel, es posible rentar lanchas para recorrer el lago y pescar dentro de él.

Quienes prefieran un paseo más tranquilo, las caminatas y los paseos a caballo son una opción excelente. Numerosas rutas permiten a los viajeros conocer la región y disfrutar al máximo de la belleza del lugar.

La Peña del Gigante, por ejemplo, es uno de los destinos imperdibles en el interior del Parque. Está ubicado en la barranca de la Candameña, en el sector noroeste, dentro del territorio que es protegido como Parque Nacional Cascada de Basaseachi, incluido en el parque Barrancas del cobre.

La peña consta de una caída vertical de 884 metros de alto, con cinco rutas de diversas dificultades. El rappel y la escalada tienen allí un escenario natural perfecto.

Tags:

Category: Naturaleza en México

Comments (1)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Jorge Romero dice:

    Las Barrancas del Cobre son increíbles, les recomiendo muchísimo el viaje, espero lo puedan hacer pronto y se puedan subir al tren Chepe, les juro que les va a encantar… sin duda es de las mejores cosas que he hecho en mi vida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *