La ruta Chihuahua-Pacífico a bordo del Chepe

El Chepe

Con el objetivo de conectar Chihuahua con Sinaloa, el Chepe es un servicio ferroviario que tiene medio siglo de vida y que forma parte de una de las mejores tradiciones del interior mexicano. La ruta Chihuahua-Pacífico (de allí las iniciales que forman Ch-P, es decir “Chepe”) permite conocer muchos rincones del país, a bordo de una máquina muy bien equipada.

Se debe destacar que el Chepe recorre algunos de los terrenos más difíciles de la República de México, como son la Sierra Tarahumara y Barrancas del Cobre. Si bien tenemos diferencias en el terreno, montañas y cerros, hay que reconocer que la postal resulta inmejorable con sus paisajes maravillosos.

La primera operación de este servicio se dio en 1961, luego de más de una década de planificar su recorrido y organizar su ramal. Desde entonces es que recorre 650 kilómetros, partiendo a las seis de la mañana todos los días del año. Es conocido internacionalmente y destacado como un gran logro en materia de ingeniería.

A lo largo de su camino, que como decíamos va desde Chihuahua hasta la costa, el Chepe atraviesa un total de 85 túneles y 39 puentes. Un detalle para tener en cuenta es que el tren parte desde el nivel del mar y tiene tramos donde alcanza una altitud de 2.500 metros.

En cuanto al servicio que se brinda en este tren, hay que remarcar que los vagones son bastante lujosos y que resultan únicos dentro del servicio ferroviario mexicano. Por ejemplo en su vagón comedor se pueden consumir algunos platos de excepción, bebidas de todo tipo y ricos desayunos y meriendas.

Para quienes deseen contratar un viaje en el Chepe, sepan que se ofrece tan sólo el pasaje o un combo con pasaje y hospedaje. En este sentido, además de seguir esta ruta nos detenemos en varios de los puntos que va tocando el tren para conocer más en detalle cada punto. Hay que remarcar que no es sencillo conseguir pasaje y conviene hacerlo con tiempo.

Las ciudades que son abordadas por el Chepe son Cuauhtémoc, Creel, Divisadero, Posada Barrancas, Cerocahui, entre otras. El objetivo es descender y conocer muchos de estos lugares, con sus diferentes atractivos turísticos. Muchos de estos son pueblos mágicos que cuentan con una naturaleza desbordante, con sus costumbres y su gastronomía para descubrir.

Foto vía: Viajes Odahoo

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rutas turisticas


Deja tu comentario