El Pinacate, reserva de la biosfera en el desierto de Sonora

El Pinacate

Entre los destinos arqueológicos que tiene México, tal vez uno de los más singulares sea la reserva de la biosfera conocida como El Pinacate, una de las pocas formaciones sobre el planeta que pueden ser vistas desde el espacio exterior. Además de su propia particularidad geológica, aquí nos encontramos con especies animales y vegetales inusuales.

Los cráteres que podemos encontrar en El Pinacate fueron hechos hace cuatro millones de años por la lava de los volcanes que se derramaba. Hasta allí se organizan muchos tours guiados, algunos de los cuales se realizan a pie y otros a bordo de camionetas 4×4 o de cuatrimotos: hay quienes recomiendan visitar la zona durante la noche.

En cercanías de este grupo volcánico tenemos el centro recreativo de Puerto Peñasco, y se trata de una de las zonas más inhóspitas de México. La última actividad volcánica que se registra data de hace 11.000 años, y como detalle vale mencionar que entre 1965 y 1970 la NASA realizó el entrenamiento de sus astronautas en este lugar.

La ubicación geográfica exacta de este destino es el desierto de Sonora, al este del Golfo de California, en el noroeste del país. En total, la reserva de la biosfera tiene 7.146 kilómetros cuadrados y resulta mayor que muchos de los estados que integran la república, como Aguascalientes o Colima, por poner dos ejemplos.

Habíamos dicho que allí residían gran cantidad de especies de plantas y animales. Por ejemplo, hay más de medio millar de plantas vasculares, además de 200 tipos de aves, 40 de reptiles y mamíferos, entre ellos muchos que no se ven en otras partes del mundo. De hecho, algunas especies están al borde de la extinción.

A partir del pedido de muchos ambientales, pero también de algunos credos que lo tienen como centro de espiritualidad, a partir de 1993 el Gobierno de México ha decidido decretarla reserva de la biosfera El Pinacate. Hoy es uno de los lugares más protegidos y cuidados por las autoridades.

Poco tiempo después se la incluyó en una red de reservas de la Unesco y el interés sobre la región se extendió a otras entidades. Más allá de esto, en el caso de que usted desee recorrerla las autoridades recomiendan que lo haga entre los meses de noviembre y abril. Tenga en cuenta que en esos meses la temperatura va de los 0° a los 30° motivo por el cual hay que ir bastante preparado,.

Foto vía: El Constructor

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Naturaleza en México, Sonora


Deja tu comentario