Receta de las típicas enchiladas mexicanas

Enchiladas

Cuando pensamos en comida mexicana, seguramente una de las primeras cosas que llega a nuestra mente es el sabor picante e intenso de sus recetas. Y debo confesar que hoy no presentaremos testimonio en contrario. Las tradicionales enchiladas mexicanas, si bien existen variantes de diversos tipos, suelen ser picantes y sabrosas.

Pueden ser ubicadas dentro de la categoría de los antojitos, junto con otras comidas rápidas como los tacos, los tamales, el pozole y las quesadillas. En México suelen formar parte de la merienda, pero lo cierto es que quienes no acostumbren a merendar abundantemente, pueden consumirlas como almuerzo o como cena.

La base de las enchiladas es la tortilla de harina de maíz. Luego, esta tortilla se sirve rellena y cubierta con gran variedad de ingredientes y salsas. Las hay de vegetales, con carne de pavo, pollo, puerco, res o atún, con frijoles, con crema, con queso y con papa, entre otras muchas opciones. Pero casi siempre las veréis cubiertas de una roja salsa de chile.

Hoy aprenderemos a elaborar una receta bastante estándar de enchiladas, con queso y tomate. A esta receta base, podréis añadir gran diversidad de ingredientes según vuestro gusto y el de vuestros comensales. Lo ideal es dejar volar la imaginación, y si queréis ceñiros a las tradiciones mexicanas, simplemente ateneros a los ingredientes más comunes de su gastronomía.

Ingredientes

  • 100 grs. de chiles secos rojos
  • 3 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 2 tomates rojos medianos
  • 16 tortillas de maíz
  • 400 grs. de queso mozarella
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • sal al gusto
  • aceite (en cantidad necesaria para freír)
  • 1 lt. de agua

Elaboración

– Tomar los chiles y quitarles las semillas.

– En una cacerola bien seca, colocar aceite para dorar los chiles, junto con los dientes de ajo.

– Una vez salteados, añadir los tomates previamente cortados en forma de cubos de tamaño mediano.

– Continuar dorando a fuego bajo.

– Añadir un litro de agua y cocinar a fuego lento durante unos quince minutos.

– Retirar del fuego y licuarlo.

– Colar la preparación y colocarla en una cacerola. Esta será la salsa de nuestras enchiladas.

– En una cacerola colocar bastante aceite y calentar.

– Freír las tortillas de maíz hasta que se vean doradas, pero sin permitir que pierdan flexibilidad.

– Mojar cada una de las tortillas en la salsa y rellenar con el queso, enrollándolas y colocándolas en un recipiente para horno previamente enmantecado.

– Una vez ubicadas todas las enchiladas en el recipiente, cubrir con más queso y con el resto de la salsa.

– Llevar al horno precalentado, a fuego lento, y hornear hasta que el queso se haya gratinado, pero sin que las enchiladas pierdan humedad. El tiempo dependerá de cada horno, pero será aproximadamente unos 20 minutos.

Foto vía: stu_spivack

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top