El Fuerte de Guadalupe en Puebla

Fuerte de Guadalupe

En 1816, en este mismo lugar que hoy nos encontramos, se construyó una iglesia dedicada a la Virgen de Guadalupe. De ahí tomó su nombre actual, ya que anteriormente era conocido como el Cerro de Belén. Una lástima que, con el asedio de Puebla y la batalla del 5 de mayo de 1862, la iglesia fuera completamente destruida, quedando hoy apenas unas ruinas, los muros de piedra y el foso del fuerte.

El Fuerte de Guadalupe está situado al noreste de la ciudad y, junto al Fuerte de Loreto, fue el principal escenario de la Batalla de Puebla. Ambos recintos abrieron sus puertas al público en septiembre pasado con motivo del 150 aniversario de aquella contienda. La restauración de ambas fortificaciones supone conocer un poco más de la más que interesante historia de México.

Este fuerte se construyó con el fin de proteger a Puebla de las fuerzas insurgentes durante la Guerra de la Independencia mexicana. A pesar de que no es un fuerte demasiado imponente, los defensores locales, el Ejército de Oriente, lograron desde aquí que los invasores tuvieran que ordenar la retirada de Puebla. En su interior podían verse un templo, un claustro y un cuartel militar, pero tras la batalla todo tuvo que ser prácticamente demolido.

Los recientes trabajos de restauración le han conseguido dotar de una nueva estructura para el disfrute de turistas y lugareños. En el exterior del recinto se han habilitado una serie de miradores para contemplar unas magníficas vistas de Puebla, además de un sendero peatonal y numerosas zonas de descanso.

Para los amantes de la historia, el Fuerte de Guadalupe alberga una colección con más de 200 piezas de los siglos XIX y XX, de ahí que sea uno de las visitas imprescindibles que debemos hacer en esta ciudad.

– Información adicional

  • Horarios: El Fuerte de Guadalupe abre de martes a domingo de 10.00 a 16.30 horas
  • Precios: La entrada cuesta 35 pesos mexicanos (2 euros). Los domingos la entrada es gratuita.
Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Puebla


Deja tu comentario