La Ruta del Café en Chiapas

Cafe de Chiapas

Desde el siglo XIX se cultiva café en el estado mexicano de Chiapas. Las laderas montañosas y valles profundos del Soconusco están jalonadas de grandes extensiones cafetales. El origen de este cultivo llegó desde la vecina Guatemala, y desde entonces no se ha perdido la esencia ni la tradición. El olor sugerente de su grano ha llevado a Chiapas a ser el primer productor nacional de café en México.

Precisamente buena parte del café mexicano que se consume en España y otros países viene de Chiapas. Tanto es así que las haciendas cafeteras del estado han encontrado en el turismo otra gran fuente de ingresos, creando así la Ruta del Café. Una oportunidad para recorrer diferentes fincas como las de Irlanda, Argovia, Hamburgo o La Chiripa, situadas prácticamente en el interior de la naturaleza, rodeados de un verde selvático e intenso.

Estas fincas se sitúan a una altura que oscila entre los 600 y 1.250 metros, y en ellas conoceremos no solo el proceso de elaboración y cultivo del café de Chiapas, sino que tendremos la oportunidad de degustarlo y participar en numerosas actividades. Porque la Ruta del Café nos tiene preparada mucha, mucha aventura…

Senderismo, bicicleta de montaña, paseos a caballo, observación de la fauna y flora, alpinismo… La visita a las fincas se complementa con un interesante paquete de actividades, que incluye incluso una emocionante sesión de rafting si el tiempo y el caudal de las aguas de los ríos de Chiapas así lo permite.

La vertiginosa naturaleza que abraza las fincas cafeteras nos va a permitir disfrutar de una ruta sorprendente. Hay rincones de indudable belleza, como la Cascada de San Francisco, la caída del río Cuilco o los recónditos parajes del municipio de Tapachula.

Si creéis que la Ruta del Café solo os va a deparar conocer un poco más el origen y la historia de esta bebida, estáis muy equivocados. Turismo, cultura y aventura en uno, en una de las rutas turísticas más interesantes y completas de México. Y de noche, cuando lleguemos a nuestro hotel, nada mejor que una humeante taza de café de Chiapas para relajarnos y disfrutar con el recuerdo de las emociones vividas.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top