Dos ciudades legendarias en el corazón de México

Teotihuacan

Sitio arqueológico de Teotihuacan

Hace apenas 60 años se logró establecer que Tula y Teotihuacan estuvieron estrechamente relacionadas en cuanto al culto de Quetzalcoatl. Para tener una idea de su importancia histórica, recordemos que Teotihuacan, que floreció alrededor del ano 500 d.C, llegó a albergar cerca de 200 mil habitantes.

Aunque ambas zonas están al norte del Distrito Federal y podrían recorrerse el mismo día, les recomiendo visitarlas por separado.

Teotihuacan, el «lugar en donde los hombres se convierten en dioses» se encuentra a 50km al noroeste del Distrito Federal por la carretera federal 132. El sitio abre todos los días de las 10h a las 17h. Sus principales edificios dan a la Calzada de los Muertos, una avenida de 4km de longitud. Es importante iniciar el recorrido en el museo, a un costado de la Pirámide del Sol, para tener la información necesaria que dé sentido a la visita y para admirar varios de los objetos encontrados en la zona.

El primer edificio que llama nuestra atención es la majestuosa Pirámide del Sol. Caminando hacia el norte por la calzada observaremos un conjunto de los 4 pequeños templos y al otro lado, el Mural del Jaguar. En la Plaza de la Luna observamos el Palacio de Quetzalcoatl o de las Mariposas, cuya imagen podemos ver en sus columnas. Debajo este edificio esta el Palacio de los Caracoles Emplumados, con pinturas murales y un templo en cuya puerta se encuentran los caracoles que le dan nombre y que representan la palabra de los dioses. Subiendo a la Pirámide de la Luna, podrán admirar un magnífico panorama del sitio.

Después podrán recorrer la calzada en sentido inverso hasta llegar a la Ciudadela ubicada en su extremo sur. Ahí la Pirámide de Quetzalcoatl, se encuentran los tableros con cabeza de la serpiente emplumada de Tláloc. Teotihuacan declino a partir del siglo VII y fue devastada por los hichimecas en el siglo X. Sin embargo, a la llegada de los españoles, los mexicas aún hacían peregrinaciones hacia allá y llevaban ofrendas.

Por otra parte, esta la ciudad de Tula que encontrarán a 80km al norte del Distrito Federal por la carretera federal 57, rumbo a la ciudad de Queretaro. El sitio abre de martes a domingo de las 10h a las 18h. Ahí, también les recomiendo empezar su visita por el museo, donde encontrarán un chac-mool que denota la existencia de relaciones entre los toltecas y el área maya. El edificio más importante es la Pirámide B, o de Quetzalcoatl, cuyos tableros están adornados con bajorrelieves de águilas, ocelotes y coyotes en procesión.

Su techo estaba apuntalado por los atlantes, que así materializan la idea de que el universo estaba sostenido por los guerreros. A la izquierda de este edificio se encuentra el Palacio Quemado que son las ruinas de 3 áreas claramente delimitadas, cada una rodeada por unas 30 columnas que sostenían sus techos y por una banqueta pequeña. En una de sus secciones podrán ver una procesión de 13 dignatarios, que es una de las más bellas muestras del arte tolteca.

Al norte encontrarán el Coatepantli o Pared de la Serpiente coronada por una almenas en forma de caracol. Tiene 3 frisos en las orillas que ostentan motivos geométricos y al centro un relieve que representan a una serpientes devorando cuerpos humanos descarnados. El recorrido concluye con la visita al Edificio C, que si bien es el más grande del sitio, se encontró casi totalmente destruido.

Foto Vía: PlanetWare

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top