La ruta del Sol

Acapulco

Bahia de Acapulco

Una muy buena alternativa para un recorrido de 5 días plenos de diversión es el viaje por carretera que los llevarán a Cuernavaca, Taxco, Acapulco e Ixtapa-Zihuatenejo, centros turísticos por excelencia.

Les recomiendo salir temprano de la Ciudad de México para evitar el trafico y hacer una parada en Tres Marias para comerse un rico pambazo de chorizo con papas, especialidad del lugar, o una sabrosa quesadilla de ciutlacoche y queso, de chicharrón en salsa, de sesos con epazote, de tinga, de papa o sencillamente de queso deshebrado, todo acompañado por un oloroso y caliente café de olla.

Tomarán de nuevo la carretera  y llegarán hasta el centro de Cuernavaca, donde podrán visitar el Palacio de Cortés que incluye un majestuoso edificio, símbolo de la ciudad. Ahí se encuentra el Museo Cuauhnahuac, en cuyo segundo piso están los murales que pintó Diego Rivera entre 1930 y 1932. Después no dejen de visitar las bellísimas construcciones de la Catedral y su capilla abierta de San José, y si todavía les quedan fuerzas o tiempo, den un paseo por el Jardín Borda.

Para entonces, ya habrá llegado la hora de comer. Acabando de comer, salgan para la ciudad de Taxco donde podrán pasar la noche. Taxco es una de las más bellas ciudades de la República Mexicana. El blanco de las paredes de sus casas y el marrón de las tejas que las techan le dan a la ciudad esa feliz combinación que la caracteriza. Entre la infinidad de sus artesanías que ahí ofrecen, destacan los muy bellos objetos elaborados con plata de la región, toda una especialidad.

Visita obligada en esta ciudad es la impresionante Catedral de Santa Prisca, que ofrece un estilo arquitectónico muy interesante. El siguiente lugar de su recorrido será el puerto de Acapulco, con su espectacular bahía, localizado a 272km de Taxco por la Autopista del Sol. Acapulco es un nombre conocido en los 5 continentes y pronunciado en todas las lenguas. Acapulco es Acapulco!

Ahí encontrarán de todo: playas, restaurantes, bares y discotecas, palapas sobre la playa, lugares llenos de historia como el Fuerte de San Diego o tranquilas lagunas donde practicar toda clase de deportes acuáticos y el emocionante espectáculo de los clavados que se efectúan todos los días en la Quebrada. Por todo ello es recomendable una estancia de por lo menos 2 noches en este lugar hermoso.

Y para terminar el viaje, qué mejor que Zihuatanejo e Ixtapa, situados a una distancia de 237km por la carretera federal 200. Zihuatanejo ofrece una bahía muy linda, playas como la de La Ropa o la de Las Gatas así como un tranquilo y sencillo pueblo, con su muelle municipal, sus tiendas y restaurantes de todo tipos.

En Ixtapa encontrarán la otra cara de la moneda: ahí el turista se sumerge en el torbellino del mundo moderno con grandes hoteles, marinas, clubes de golf, desarrollos inmobiliarios, restaurantes, discotecas y otros más por lo que Ixtapa-Zihuatanejo ofrece al turista una alternativa única entre los destinos de playa.

Foto Vía: México Packages

Tags: , ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top