La aventura del café en México

Cafe

Originalmente el café arribó primero a Europa, procedente de Asia, soló que allá no se dieron las condiciones climatológicas para su cultivo. A la Nueva España el grano no llegó sino hasta enero de 1807, traído por el capitán José Arias, quien radicaba en Coatepec. Este capitán tenía amistad con un sacerdote que vivía en Cuba, y es precisamente este clérigo quien convence al capitán para que lo cultive en México, hablándole de su exquisitez, de su sabor y de su aroma.

Así el capitán recibió por barco una mata de café a manera de experimento y el capitán procede a un semillero en sus tierras de Coatepec. Después, al finalizar el primer cuarto del siglo XIX, el café se empezó a sembrar en Xalapa, Huatusco y Córdoba, conformándose así la cuenca cafetalera veracruzana.

Veintidos años más tarde el café llega a la zona de Los Tuxtlas, para de ahí extenderse a los estados de Oaxaca, Chiapas, Puebla, Morelos, Michoacan, Colima, Nayarit y San Luis Potosi. Sin embargo, es el estado de Veracruz el que logra producir uno de los mejores cafés del mundo dando origen al famoso «café de altura». Desde entonces hasta nuestros días, tomar una taza de café sigue siendo el mejor recurso para despejar la mente, para dar energía y para amenizar la charla con amigos.

La Aventura del Café es un circuito turístico formado por fincas y haciendas cafetaleras que ofrecen al turista una opción de esparcimiento diferente. La Aventura ofrece 19 hoteles y 12 fincas y haciendas cafetaleras que van desde Xalapa, Fortin de las Flores, Huatusco, Totutla y Xico. Cada pequeño paradero asegura una estancia intima, particular e inolvidable.

Para los aventureros acérrimos, encontraran rafting, escalada de montaña, vuelo en parapente, ciclismo y un sinfín de actividades de este tipo, mientras que para los amantes del aroma del café, la Aventura invita a visitar los beneficios, a participar en la pizca, a aprender a catar y a darle al grano el tostado específico. Además, en cada paradero se pueden desarrollar otras actividades como la observación de aves, el safari fotográfico, la caminata, la cabalgata y el campamento. Por supuesto, durante el recorrido degustarán los platillos regionales más ricos.

El estado de Veracruz ofrece renacer con nuevos sabores y sentir la paz, la tranquilidad que soló la naturaleza da y convivir con su gente muy agradable y muy hospitalaria. Así que si nunca podrán olvidarse de la increíble aventura que los esperan en el estado de Veracruz, frente al Golfo de México.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top