Cocina y artesanías morelenses

Artesanias de Morelos

Artesanías en Tepoztlan

Tal vez por el especial desarrollo que tuvo Cuernavaca, la ciudad capital del estado, a lo largo de su historia, no creó una cocina propia, pues tanto los visitantes nacionales como los extranjeros no lo permitieron de manera directa.

No obstante se pueden mencionar algunos platillos de la cocina morelense que aún conservan las viejas tradiciones y sabores. Para empezar, diremos que en la región se come mucho el conejo, preparado a la parrilla, en pibil, en barbacoa o en adobo. Algunos lo acompañan con tamales, que pueden ser de cebolla, de nopales o de mojarra. En la ciudad también podrán encontrarse la iguana y degustarla en sabrosos guisos.

Entre las delicias que se consumen en los distinto poblados de la entidad, esta el soberbio pulque de Huitzilac, donde también se prepara una sopa de hongos extraordinaria. Tal vez el platillo más celebre es la cecina de Yecapixtla, aunque rumbo a Acapulco, en la autopista del sol, también la hacen muy sabrosa. Los auténticos jumiles vienen de Jumiltepec y se comen guisados con mantequilla y salsa.

De Cuautla, el platillo más rico es el rabo de res entomatado, al que hay que acompañar con un buen aguardiente de caña fabricado en Zacualpan de Amilpas. Finalmente, en los poblados de los alrededores de Tequesquitengo podrán encontrar una gran variedad de tamales elaborados con mojarra o bagre.

Por otra parte, vale la pena visitar el estado de Morelos por sus artesanías típicas y diferentes según el poblado donde uno se encuentra. En Tlayacapan, se producen 3 tipos de alfarería: una de carácter ritual para la cura de aires y dos de carácter utilitario que son las famosas cazuelas para el mole y el arroz de las fiestas morelenses, y vajillas de alta temperatura.

En Hueyapan, encontrarán los mejores jorongos o ponchos en toda la República Mexicana. La calidad de la lana, los tenidos naturales y el buen tejido los hacen excepcionales. En el libramiento de la autopista de Cuernavaca hay varios talleres donde se hacen columnas y fuentes. Varios de los canteros han creado con gran maestría figuras de iguanas y otros animales.

Por fin, podrán ver las famosas cuexcomates fabricados en el pueblo llamado de Chalcatzingo. Son silos prehispánicos que permiten preservar el maíz, alimento básico de los mexicanos, con la plasticidad de su diseño. Habiles campesinos morelenses fabrican pequeños cuexcomates de gran belleza.

También se podrian mencionar las jaulas de Tetelcingo, las macetas de San Anton, los muebles y casotas de pochote de Tepoztlan, los sombreros de Chinameca, alfarería de Cuentepec y una creciente gama de neoartesanías, como la orfebrería, son algunos de los recuerdos que encontrarán en Morelos.

Foto Vía: Lucy Nieto

Tags:

Imprimir


1 comentario

  1. adriana dice:

    donde comprar el aguardiente de Zacualpan de amilpas??

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top