Costumbres, fiestas y gastronomía en Hidalgo

Pastes de Hidalgo

Pastes de Hidalgo

Si bien la principal afiliación de algunos de los habitantes del estado de Hidalgo es otomí, otros grupos también conviven en su territorio, pues no hay que olvidar que las etnias actuales son el resultado de un largo proceso de historia y de movilidad social.

Se sabe que en Hidalgo hay grupos de filiación nahuatl y también hablantes huasteco, posiblemente por su vecindad con San Luis Potosi y Veracruz, que comparten la región Huasteca y muchas otras características culturales.

Así es común la practica de algunas tradiciones que a menudo provienen de Veracruz o de la Sierra norte de Puebla, como la Danza de los Quetzales, en la que los participantes usan un gran penacho de coloridas plumas, recordando a los antiguos emperadores aztecas.

Están también las ancestrales danzas de Santiagos, Negritos, Acatlaxquis, Moros y Machines entre otras, que rememoran las antiguas tradiciones y creencias de la población local. Porbablemente la más tradicional de estas danzas sea la de los Acatlaxquis, una danza netamente otomí que ejecutan grupos de hombres que portan largos carrizos y cañas a manera de flautas y que se baila en la celebración de los Santos patronos.

Otra fiesta de gran arraigo es la del Día de Muertos, pues entre los otomis existe la creencia de que la tierra en donde están enterrados sus antepasados es sagrada, por lo que casi nunca están dispuestos a abandonarla.

La gastronomía de Hidalgo es tan variada como su biodiversidad y sus culturas ancestrales. Las especialidades más conocidas fuera del estado son la barbacoa y los mixiotes, ambas vinculadas al uso del maguey.

Actualmente se han convertido en un platillo de lujo los escamoles o larvas de hormiga, y los gusanos de maguey blancos y rojos, también llamados chincuiles. Como bebida, el pulque es reconocido en la zona desde la época prehispánica, y ya en tiempos de la Colonia y durante el porfiriato existieron importantes haciendas pulqueras.

En Hidalgo también se elabora el zacahuil, tamal que puede ser de gran tamaño y que se cuece al horno. En Tasquillo podrán descubrir el ximbo, que es un pescado envuelto en hoja de maguey y cuyo cocimiento es similar al de la barbacoa.

En cuanto a las golosinas, son famosas las palanquetas y trompadas de Metztitlan, los puerquitos de Real de Monte, el pan dulce y los cocoles de piloncillo. La presencia inglesa en la zona minera dejó como herencia los sabrosos pastes, y para la época de Muertos, en casi todas las poblaciones de la región se pueden probar deliciosos panes que destacan por sus decorados y formas diversas.

Foto Vía: México Food and more

Tags: ,

Imprimir


7 comentarios

  1. eva dice:

    esta chidizimo

  2. Mónica dice:

    No me gusto mas aparte ya venia eso en otra pág. Lo se porq estoy página por página che ando para mi tarea. ; )

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top