Parque nacional Basaseachi

Cascada Piedra Volada

Cascada Piedra Volada

Sin lugar a dudas, la barranca más hermosa y accesible de la Sierra Tarahumara es la de Candameña, enclavada en el Parque Nacional Basaseachi. Tiene 1750m de profundidad y se le conoce también como barranca de las Cascadas, pues allí se encuentran las 2 cascadas más altas de la República Mexicana.

Una de ellas es la Cascada de Basaseachi, la segunda más alta de México con un salto de 346m en caída libre. Su belleza es extraordinaria y la envuelve uno de los bosques de pino mejor conservados de la sierra. Una serie de bien trazadas veredas comunica a todos sus miradores. Las veredas son ideales para quienes gustan de caminar entre el bosque y estar en contacto directo con la naturaleza.

El trayecto tiene vistas excelentes de la cascada y de la Barranca de la Candameña que inicia justamente con la cascada, y su caída origina el río Candameña. Esta barranca ofrece uno de los recorridos relativamente más fáciles y que ofrece gran belleza. La ruta a través de la barranca mide 18km y se recorren en 3 días. En los últimos años la barranca se ha convertido en un paraíso para exploradores, escaladores y fanáticos del ecoturismo.

Durante el recorrido se tiene la oportunidad de apreciar la gran cascada de Piedra Volada y la Peña del Gigante, un monolito de piedra que destaca por poseer una cara totalmente vertical con una caída libre de 885m. La Piedra Volada es la cascada más alta de México, con una caída libre de 453m. Se encuentra en una zona aislada por lo que tendrán que contratar un servicio de guía para llegar a ella.

Los pueblos mineros son otros atractivos del parque nacional de Basaseachi. Es posible visitar algunos de ellos como Pinos Altos, Ocampo, Moris o Uruachi. Todos conservan aún el estilo típico de los minerales de la sierra, con una arquitectura del siglo XIX.

Por fin, podrán visitar las misiones que se encuentran en la región de Basaseachi, cuyos templos aún perduran. Destacan Cajurichi, con su misión de Nuestra Señora de Aranzazú de Cajurichi, fundada en 1688, el templo de Santiago Yepachi, levantado en 1678 en el actual pueblo de Yepachi, unas de las pocas comunidades de indígenas que actualmente subsisten en Chihuahua.

A Basaseachi se llega por la carretera Chihuahua-Hermosillo, 279km que se recorren en 4horas. Basaseachi es una pequeña comunidad de 300 habitantes y cuenta con servicios limitados de restaurante y hospedaje, destacando las Cabañas Rodriguez y las cabañas de San Lorenzo por su excelente servicio. El parque cuenta también con zonas para acampar y estación de gasolina.

Foto Vía: Hotel parador Creel

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top