Visita al Parque Nacional Izta-Popo

Parque Nacional Izta-Popo

Ubicado en la parte centro-orientan del Eje Volcánico Transversal se encuentra el Parque Nacional Izta-Popo, el cual ocupa, en su porción sur, parte de la Sierra Nevada y, en su porción norte, de la Sierra de Río Frío. En su totalidad, abarca una enorme superficie de cuarenta mil hectáreas, aproximadamente, fragmentadas en el Estado de México, Puebla y Morelo.

Las principales formas que se encuentran aquí son sierras, conos volcánicos y laderas, todas provenientes de sucesos volcánicos, predominando las rocas basálticas y andesititas. Sobre su extensión se encuentran dos de las cumbres más altas en todo México, siendo éstas la Popocatépetl y la Iztaccíhualt, las cuales, juntas, le otorgan el nombre el parque nacional.

Es recomendable visitar el sitio web del Centro Nacional de Prevención de Desastres antes de planear una visita, ya que, a partir de 1994, cuando el volcán Popocatépetl entró en actividad nuevamente, se comenzó a restringir la visita a algunas zonas del mismo. Sin embargo, es posible llegar hasta Paso de Cortés y seguir hasta Santiago Xalixintla; continuar en dirección a La Joya, ubicada a los pies de la Iztaccíhuatl; o demás excursiones permitidas en el lugar.

Con respecto a la visita al Paso de Cortés, es recomendable la ropa de abrigo y zapatos adecuados, ya que se sitúa en un lugar expuesto a los vientos procedentes del valle de Puebla. La vista allí es sensacional y, si se elige un día despejado, se puede apreciar, por un lado, la Ciudad de México, la serranía del Ajusco y la Sierra de las Cruces y, por otro, La Malinche y el Pico de Orizaba.

El ascenso a la Iztaccíhuatl se realiza desde la Joya, ubicada a siete kilómetros de Paso de Cortés. Sin embargo, es necesario registrarse en las oficinas del parque ubicadas en Amecameca o en el albergue de Paso de Cortés para conseguir un permiso de acceso previo. Es aconsejable contar con el equipo adecuado de alta montaña y experiencia en el excursionismo o un acompañante que la tenga.

En la zona de Llano Grande también se puede llevar a cabo la ascensión, en este caso, al Tláloc o el Telapón. A pesar de presentar una menor dificultad, sí es necesario poseer una buena condición física. Otra actividad son los días de campo, ya que existen allí cenadores y centros de rentas de caballos.

El Parque Izta-Popo es altamente recomendable si usted se encuentra en la Ciudad de México o Puebla vacacionando. Otras recomendaciones que debería tener en cuenta son disfrutar de la magía de la naturaleza, respetar la flora y la fauna y, sobre todo, disfrutar de los sonidos naturales que interrumpen suavemente el silencio.

Foto Vía: Flickr

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top