- Sobre Mexico - https://sobre-mexico.com -

Visita a las Cascadas Mágicas de Copalitilla

Hoy conoceremos un destino sin comparación en México. Se trata de las Cascadas Mágicas de Copalitilla, situadas a una hora de distancia desde Huatulco, una localidad de San Miguel del Puerto, en Oaxaca.

Estas cascadas están situadas en una región que abunda en plantaciones de café, lo cual convierte a esta visita en una incursión en tierras perfumadas y con paisajes maravillosos que nos dejarán por siempre con intenciones de regresar.

A lo largo de la visita por las Cascadas Mágicas de Copalitilla hay numerosas opciones y muy variadas propuestas de ocio para disfrutar del lugar realizando actividades recreativas. Las caminatas y el ciclismo son las más tradicionales, así como el “cañonismo”.

Se puede practicar también natación, rappel, observación de la flora y la fauna locales, y visitar las fincas cafetaleras que ofrecen una experiencia sumamente interesante para los viajeros.

Miles de turistas se dirigen hasta estas cascadas desde las Bahías de Huatulco, que están a 65 kilómetros de allí. El viaje, de una hora aproximadamente, ofrece una excursión a lo largo de hermosos paisajes con colores y vistas de ensueño.

Pero veamos qué nos ofrecen las cascadas una vez que hayamos llegado. En primer lugar, ellas mismas son un paraíso: nada menos que 30 cascadas, cada cual más imponente que la anterior, se distribuyen en esta región. La más alta de ellas cae desde 20 metros de altura, configurando una vista impactante.

Además, el río de Copalita, que da nombre a las cascadas, cuenta con numerosos atractivos, como cuevas, túneles y grutas. Muchas pozas naturales de aguas frías y transparentes se convierten en yacuzzis naturales que podemos disfrutar.

La fauna se compone de aves migratorias, como golondrinas y mariposas monarca, y numerosos animales marinos, entre los cuales destacan las nutrias. Realizar un paseo para observar a estas especies resulta en una agradable oportunidad para conocer sus hábitos y disfrutar de su incomparable belleza e ingenio.

Foto Vía: Frumencio