El pintoresco y tradicional Parque de la Marimba

Parque de la Marimba

En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, existe un jardín muy bien conservado y cuidado que es uno de los espacios públicos más destacados de la localidad, y que guarda en su interior un modo de conservar las tradiciones y las culturas más arraigadas en la población.

Hablamos del Parque de la Marimba, lugar que rinde tributo a uno de los instrumentos musicales típicos de esa región, y que todas las noches ofrece la posibilidad de disfrutar de bailes tradicionales y los mejores grupos marimbísticos.

Ubicado en la zona central de la ciudad capital del Estado de Chiapas, el Parque de la Marimba tiene forma cuadrangular y está alumbrado por la presencia de unas 35 farolas de luz blanca que mantienen el estilo colonial. Allí, cada noche alrededor de un kiosco, entre las 19:00 y las 21:00 se suceden una serie de actuaciones de grupos que ejecutan el citado instrumento, y que invitan a bailar a los presentes quienes además tienen el privilegio de elegir cada pieza.

Los habitantes de esta región son conocidos por su fuerte defensa de las tradiciones y el apoyo que brindan a los emprendimientos regionales. De esa forma nació este parque, gracias al sostén popular que encontró la propuesta ideada por la profesora Elenita Arévalo de Cancino, una mujer que llevó adelante la idea de que en la ciudad hubiera un parque temático dedicado a este instrumento. Reiteradamente se presentó ante las autoridades, quienes finalmente le dieron el visto bueno.

Desde entonces, el Parque de la Marimba se ha convertido en un popular punto de reunión y entretenimiento familiar, como así también en una pintoresca curiosidad para aquellos turistas extranjeros que recorren la ciudad. A los grupos mencionados anteriormente, se suman todos los días personas vestidas con trajes típicos, que también participan de las rítmicas veladas.

Además, alrededor de estas instalaciones encontramos un montón de locales con antojitos chiapanecos, golosinas o café, establecimientos que ponen sus sillas y mesas en la calle, con el objetivo de que los clientes no se pierdan las fiestas que se suceden afuera. También alrededor del kiosco central hay bancas, donde se sientan aquellos que no quieren bailar pero pueden ser espectadores de lo que hacen los demás.

Se destaca por último que hasta desde el 8 de abril y hasta el 24 del corriente se realiza allí el Encuentro Nacional de Artesanos 2011, donde más de 150 artesanos provenientes de diversos estados brindan sus artículos. En este lugar se ha coordinado una rotación, por lo que conviene darse una vuelta cada semana ya que los stands van variando y la mercadería que se puede encontrar es bien diferente, aunque siempre atractiva.

Foto vía: Informadorchiapaneco

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top