Aguas termales en Ixtapan de la Sal

Ixtapan

“Sobre lo blanco”. Eso quiere decir Ixtapan, nombre de un antiguo poblado mazanticla ubicado a 82 kilómetro de Toluca, conocido por sus balnearios y aguas termales. Ixtapan de la Sal, tal su nombre completo, es un destino en cuyo nombre se leen dos de sus características fundamentales: por un lado es una región que evidencia sus raíces indígenas y, por el otro, que descubre uno de sus principales atractivos turísticos, como lo son sus depósitos de sal.

Ixtapan de la Sal se encuentra ubicado a una altura promedio de 2.000 metros sobre el nivel del mar y tiene una extensión de 162,89 kilómetros cuadrados. En cuanto a su conformación, está integrada por 22 localidades, entre ellas 16 rancherías, y se puede acceder a este paraje por medio de carreteras federales que conducen desde la Ciudad de México.

Según han podido averiguar los historiadores, los primero habitantes de estas tierras fueron un grupo de indígenas provenientes de las costas del Pacífico, en 1394. En realidad iban de paso a otro lugar, pero descubrieron las maravillas del agua caliente y de las sales, elemento que comercializaban en forma de trueque. Cuando el emperador se dio cuenta de esto, ordenó el traslado de hombres y mujeres, procediendo a la fundación del territorio.

En la actualidad, Ixtapan tiene varios atractivos vinculados con el desarrollo turístico. Por ejemplo, el Parque Acuático Ixtapan, que posee todos los atractivos típicos de este tipo de establecimientos. Entre estos podemos citar toboganes, ríos, una alberca termal techada, también una laguna con lanchas de pedales y remos. Este lugar es ideal para pasar una jornada con amigos o en familia.

Otra de las opciones es el Balneario Municipal, que se encuentra localizado en pleno centro de la ciudad, que además de los servicios que brinda el parque acuático le suma un espacio para la aplicación de barro y de aplicación de mascarillas y masajes. También se puede disfrutar de los deportes extremos o, por el contrario, de la tranquilidad de sus campos de golf o sus canchas de tenis.

Ixtapan cuenta además con una zona céntrica poblada de calles angostas y empedradas, ofreciendo un aspecto de pequeño pueblo, a lo que suma la tranquilidad y amabilidad de su gente. De todos modos, quienes busquen otro tipo de turismo, más vinculado con la aventura, se pueden acercar hasta la barranca del Zapote, donde se puede realizar un recorrido a través de y galerías, y disfrutar también de un río subterráneo que se precipita en tres cascadas.

Foto vía: Panoramio

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top