Kidzania, la ciudad de los niños

Kidzania

Bomberos, doctores, actores, periodistas, pilotos, magos, estilistas y muchas profesiones más son las que pueden interpretar, en una actividad que tiene tanto de lúdica como de didáctica, los chicos que concurren a Kidzania. Denominado como “la ciudad de los chicos”, este emprendimiento es un centro de entretenimiento destinado a los más chicos, con el fin de que experimenten el hecho de ser ciudadanos en una ciudad a escala con más de 60 establecimientos similares a los de la “vida real”.

Hay que señalar que Kidzania es un concepto de Luis Javier Laresgoiti desarrollado por Xavier López Ancona, un empresario vinculado con los parques temáticos. Ancona es el director de este espacio, que ha demostrado ser un verdadero suceso y que se ha convertido en cadena (Centros de Entretenimiento Familiar, así se llaman), extendiéndose a otras latitudes.

La historia cuenta que la primera de estas ciudades a escala abrió en 1999, más precisamente en el Centro Comercial Santa Fe de la Ciudad de México. Para 2004, el concepto se pudo trasladar a otro lugar, y es como nació en los Estados Unidos el Parque Wannado City: su creación, por otra parte, llevó a que la idea se divida en dos grupos diferentes. La República de México contó con otro a partir de 2005, con la apertura de la sede de Monterrey. Una vez logrado esto, empezó fuertemente la venta de la franquicia en todo el mundo.

En cuanto a su estructura, cada Kidzania es una réplica de una ciudad real a tamaño infantil, donde se pueden encontrar tiendas, edificios y salas de cine, entre otras muchas dependencias comerciales e institucionales. Además, por sus calles transitan vehículos al igual que se lo hace en la vida real. La idea es que el espacio sea disfrutado por chicos entre 2 y 14 años y que, durante la experiencia, aprendan nociones básicas del mundo adulto. Una de las enseñanzas que se les deja es el valor del dinero y también lo importante que resulta el trabajo para la sociedad.

La experiencia, señalan sus creadores, permite que los niños aprenden a consumir y a disfrutar de aquello que logren con el trabajo: la ciudad tiene una economía propia. ¿Los padres? Mientras todo esto ocurre, esperan en el área para adultos que está acondicionado con internet y comida. Todo un éxito, desde su apertura Kidzania cuenta con un promedio de 800.000 visitantes por año. Quienes deseen visitarlo puede ir de lunes a jueves de 9 a 19; viernes de 9 a 20; y sábados, domingos y días festivos de 10 a 15 y de 16 a 21.

Foto vía: Intraemprendedor

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top