Teatro Degollado, en Guadalajara

Teatro Degollado

El 13 de septiembre de 1866 con la presentación de la ópera Lucía de Lammermoor de Gaetano Donizetti quedó inaugurado en la ciudad de Guadalajara el Teatro Alarcón, como se llamaba por entonces el actual Teatro Degollado.

Como lo ha sido desde su propia creación, esta sala ha sido referente inmediato para la realización de conciertos, recitales, espectáculos de danza, entro otros eventos de calidad internacional. Además, hay que señalar que se trata de la sede de la Orquesta Filarmónica de Jalisco.

Su ubicación se da en Belén sin número esquina Morelos, más precisamente en el centro histórico de Guadalajara. Allá por el siglo XIX, durante su construcción, había unos terrenos donde se erigía una plazoleta que era utilizada como centro para una feria: los vecinos comercializaban, entre otras cosas, frutas, verduras, animales, artesanías y demás artículos: este tipo de comercio se realizaba cada cinco días.

Sin embargo esto duró hasta el año 1855, que fue cuando se comenzó a construir el teatro como una forma albergar la cultura y darle un espacio a las artes escénicas, como era el deseo de una parte importante de la población de Guadalajara. Desde entonces, el gobierno de José Santos Degollado trabajó fuertemente para llevar adelante esta obra, la cual corrió por cuenta del arquitecto tapatío Jacobo Gálvez. El nombre que se eligió para su apertura era un homenaje al dramaturgo mexicano Juan Ruiz de Alarcón y Mendoza.

El teatro se comenzó a llamar Degollado, luego de la muerte del funcionario el 16 de junio de 1861. Sin embargo, hay que decir que de manera intermitente y al ritmo de la vida política del país, se le fue cambiando el nombre a la sala a la vez que las obras de construcción no eran terminadas del todo. Se trata en definitiva de un edificio en estilo neoclásico recargado como era la influencia del teatro italiano.

Con una belleza particular, se pueden encontrar en la bóveda una serie de frescos de Gerardo Suárez y Jacobo Gálvez que hacen referencia el canto cuarto de la Divina Comedia y además son de destacar las 16 columnas arquitrabadas de orden corintio que pueden encontrarse en su fachada. Como dijimos, esta es la sede de la Orquesta Filarmónica de Jalisco, como así también de las Galas del Encuentro Internacional del Mariachi y la Charrería, entre otras entidades vinculadas con el quehacer artístico.

Foto vía: Guia-mx

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top