El Parque Nacional Cascadas de Agua Azul

Parque Nacional Cascadas de Agua Azul

Si busca un lugar que contenga agua azul como se vio en ningún lado, una vegetación variada y muy verde, y un clima agradable regulado por una brisa constante, la mejor opción es el Parque Nacional Cascadas de Agua Azul ubicado a escasos kilómetros de la ciudad de Palenque.

Se trata de un área protegida reconocida internacionalmente, que está apta por ejemplo para el desarrollo de varias actividades vinculadas con el ecoturismo.

Para ser más específicos, el Parque Nacional Cascadas de Agua Azul se encuentra a 50 kilómetros al sur de la ciudad de Palenque y se puede llegar hasta sus instalaciones por medio de la carretera 199 que lleva a Ocosingo.

Como dijimos, se trata de un destino muy interesante para lo que es la práctica del campismo en un amplio campo rodeado de abundante vegetación. Además, el lugar es apto para vacacionar en familia ya que se promueve la conciencia ecológica, especialmente entre los más chicos.

Hay que señalar que este territorio fue declarado parque nacional en 1980 y que sus caídas de agua se deben a las corrientes generadas por el Río Tulijá. Una vez diversificada la corriente, se forma lo que es el Río Yax-Há, que es el que desciende a través de un lecho calizo aportando el tono turquesa que le da origen a su nombre: su recorrido es recortado y zigzagueante, formando una serie de cascadas que a su vez generan albercas naturales.

Para que el turista en busca de aventuras tenga noción, hay que señalar que el clima en esta región es cálido y húmedo, con una temperatura media anual de 25º. Y otro detalle importante es que se dan lluvias durante todo el año. El relieve es sumamente complejo, ya que aporta diversos obstáculos para el paseante: hay cañones, acantilados, valles, saltos de agua y sinclinales. De todos modos, se puede contratar un servicio de ultraligero y apreciar toda la belleza desde el aire.

La maravilla no la aporta sólo su geografía esquiva, sino además la calidad de su flora y fauna: la vegetación es más bien exuberante con especies como caoba, cedro y zapote, mientras que hay especies animales, entre pequeños mamíferos, aves e insectos. Sobre las actividades que están permitidas, una de ellas -como dijimos- es acampar y la otra es nadar. El Parque Nacional Cascadas de Agua Azul también es un destino buscado por fotógrafos profesionales, que logran instantáneas de un preciosismo asombroso.

Foto vía: Motivosdelamarea

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top