Artes decorativas en el Museo Franz Mayer

Museo Franz Mayer

Reconocido por el hecho de albergar la principal colección de artes decorativas de la República de México, el Museo Franz Mayer es una de las mayores instituciones del Distrito Federal que ocupa, además, un edificio histórico para los habitantes del país.

Este museo, por otra parte, lleva un nombre fundamental para la cultura de la región, ya que este alemán nacionalizado mexicano era un gran coleccionista y tenía una mentalidad filantrópica.

Antes de llegar a México, Mayer vivió en Londres y EE.UU., desempeñando labores en la compañía de bolsa Merryl Lynch. Si bien se instaló velozmente en el país latinoamericano, tuvo que irse con la Revolución. Retornó en 1823 y para 1933 ya era mexicano nacionalizado.

Gran viajero, sus travesías por todo el mundo tenían registro fotográfico y diversos recuerdos, como por ejemplo cultivos de las más extrañas flores. En la década de 1960 comenzó a desarrollar su idea de establecer un museo de arte en la Ciudad de México.

De todos modos su deseo vería la luz en 1986, 11 años luego de su muerte, con la inauguración del Museo Franz Mayer. Ubicado en Avenida Hidalgo 45 sobre la Plaza de la Santa Veracruz y frente a la Alameda Central, se trata de un imponente edificio que tiene su origen en la segunda mitad del siglo XVIII. En cuanto a su actividad principal, allí se presentan exposiciones temporales de artes decorativas, diseño contemporáneo y fotografía.

Hay que señalar que la sede del museo fue en el pasado, y durante cuatro siglos, una institución hospitalaria, más precisamente el primer hospital de América de la Orden de San Juan de Dios. Debido a su antigüedad, es que se pueden visitar tres salas ambientadas como en la época virreinal. Otras dependencias son la Biblioteca Don Rogerio Casas Alatriste H., la cual resguarda más de 14.000 volúmenes y unas 800 ediciones del Quijote. La misma está abierta al público en general, pero especialmente para los investigadores.

Sobre la colección de artes decorativas, tiene piezas de diferentes procedencias y construidas con materiales bien diversos. Hay allí objetos del siglo XVI al XIX, y la colección está compuesta por cerca de 1.300 piezas de platería; múltiples esculturas; pinturas gobernadas por imágenes religiosas, retratos y paisajes; una de las más ricas muestras de textiles mexicanos; y un mobiliario formado por 710 piezas que van de los siglos XVI al XX.

También se ofrecen aquí cursos, conferencias, conciertos y espectáculos, además de actividades como talleres infantiles y visitas guiadas. Los visitantes pueden disfrutar además de su cafetería o de su tienda-librería: está abierta de martes a domingo de 10:00 a 17:00, mientras que la biblioteca está de martes a viernes de 10:00 a 17:00, y los sábados y domingos de 10:00 a 17:00, aunque únicamente como sala de exhibición.

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top