Hipódromo de las Américas, único en su género

Hipodromo de las Americas

No sólo por sus imponentes instalaciones, sino además por lo que ha representado socialmente para la comunidad que habita la Ciudad de México, el Hipódromo de las Américas es una de esas instituciones más reconocidas y apreciadas.

Estamos hablando de una estructura que es ejemplar en sí misma, elaborada bajo un concepto de excelencia a partir de la utilización de la más avanzada tecnología, que la colocan en uno de los mejores del mundo en la especialidad.

A pasos de Periférico Manuel Avila Camacho, en Avenida Industria Militar s/n, se trata de una región neurálgica por encontrarse cerca de las zonas financieras y residenciales principales. Este lugar fue construido en 1943 y reabrió sus puertas en 1999, luego de unos pocos años de inactividad. En la actualidad está administrado por la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), a través de su empresa filial Administradora Mexicana de Hipódromo(AMH).

Unico en su género, según los especialistas, se trata de una obra que ha ganado en consideración de los especialistas internacionales, por lo que se lo ha definido como uno de los principales espacios hípicos del mundo de cara al futuro de la actividad. Las reformas recientes, hechas con materiales de primera calidad, permiten el desarrollo de una instalación moderna y de excelencia. En total se pueden albergar allí, en sus dos tipos de ubicación, unas 10.000 personas que disfrutan de las mejores carreras de caballos.

Entre sus comodidades, se suma el área donde los equinos son atendidos y ubicados, una serie de 11 módulos en dos niveles, un total de 44 caballerizas por nivel y 88 por módulo. Si sumamos todas las instalaciones, tenemos en total 1.240 caballerizas, a lo que hay que sumar el paddock, que es una zona donde los aficionados pueden ver el desarrollo de los caballos en la previa a la competencia.

No se puede terminar este texto sin hacer referencia a las dimensiones de la pista, la cual cuenta con materiales de gran calidad: tenemos tres capas sucesivas de soporte y fina arena triturada para posibilitar la amortiguación. El óvalo tiene una longitud total de 1.408 metros y pueden competir unos 14 caballos al mismo momento. Sobre las apuestas que se pueden hacer, decir que hay tres tipos diferentes y que el costo mínimo de las mismas es de $ 10, moneda local.

Con sus diferentes precios para las localidades, también hay que mencionar entre sus dependencias a los Salones de las Américas, donde se pueden realizar diversas reuniones de tipo social como cenas, conferencias, aniversarios o presentaciones. El Hipódromo de las Américas abre sus puertas todos los viernes, sábados y domingos a partir de las 14:00, y las carreras se desarrollan en diversos horarios según el día.

Foto vía: Tahur

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top