- Sobre Mexico - https://sobre-mexico.com -

El legado mesoamericano en el Museo de Antropología

El legado arqueológico de los pueblos de Mesoamérica se conserva y alberga en el Museo Nacional de Antropología, que es uno de los recintos museográficos fundamentales en lo que tiene que ver con la difusión de los rastros de las etnias de México y América Latina, tanto del pasado como de la actualidad. Su potencia didáctica queda comprobada, al conocerse que anualmente más de dos millones de personas lo visitan.

Este edificio fue terminado en 1964 en el Bosque de Chapultepec, obra que fue emplazada a través de las gestiones lideradas por el presidente Adolfo López Mateos: quedó inaugurado el 17 de septiembre. Estamos ante un edificio que ocupa casi ocho hectáreas y las salas que la integran están diseñadas “a prueba de niños”, con amplios espacios exteriores donde los chicos pueden correr y divertirse.

La estructura diseñada por el reconocido Pedro Ramírez Vázquez tiene 23 salas de exposición permanente, dos auditorios y una sala de exposiciones temporales, a lo que se debe sumar la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia. Entre los servicios, se pone a disposición de los visitantes sillas de rueda sin costo y hay un ascensor y salva-escaleras para discapacitados.

Sobre la colección, decir que estas instalaciones tienen numerosas piezas arqueológicas y etnográficas oriundas de todo México, y entre las más características están la Piedra del Sol, que fue tallada en 1479 y descubierta en 1790, las monumentales esculturas teotihuacanas, el tesoro de la tumba del Rey Pakal, donde se encuentra la máscara funeraria del gobernante maya K’inich J’anaab Pakal, o el Monolito de Tláloc.

Además de lo maya, el Museo protege objetos pertenecientes a las culturas Olmeca y Teotihuacana, y la institución se encarga de liderar investigaciones que tienen que ver con el mundo prehispánico. Lo interesante es que todo este conocimiento es luego brindado a la sociedad a partir del auspicio de disertaciones académicas en las que participan especialistas nacionales o del extranjero.

Decir también que los que deseen recorrerlo, podrán participar de visitas guiadas que son coordinadas de acuerdo al gusto de los visitantes. También se pueden alquilar audio-guías que acompañan al paseante por las salas de exposición y sus jardines. Además, si se quiere tomar un descanso pueden dirigirse al Restaurante Meridiem, dentro del museo, que sirve desayunos o platos especiales.