Catedral de Puebla, la más grande de Latinoamérica

Catedral de Puebla

Con una construcción que duró más de un siglo, entre 1575 y 1690, la Catedral de Puebla es una enorme edificación que autoproclama como la más grande de toda Latinoamérica en su estilo. T

an importante es, no sólo para la comunidad cristiana sino también para los entendidos en arquitectura, que ha sido declarada patrimonio de la humanidad. Otro dato de la historia que se trata del primer templo suntuoso que se hizo en el continente americano.

Ubicada en la esquina de 16 de Septiembre y 3 Oriente, esta edificación tiene en su aspecto algunos rastros de las modificaciones que fue teniendo con el tiempo y también de las indefiniciones de las que fue víctima: tiene detalles arquitectónicos propios del renacentismo, el barroquismo y hasta el neoclásico. Sus constructores, bajo las órdenes que llegaban desde España, quisieron imitar las construcciones religiosas que se estaban dando en Europa.

Sobre el templo, decir que el mismo cuenta de cinco naves, una de ellas central y dos laterales, además de dos capillas denominadas como hornacinas. En total es una gran planta rectangular, que cuenta con otra más grande que es la que sirve para formar el atrio: este edificio tiene unos 70 metros de alto y fue la más alta de las que se hicieron durante los tiempos de la colonia. Por otra parte, hay que decir que en la parte posterior hay un edificio destinado a oficinas.

En cuanto al atrio, señalar que el altar mayor está construido en ónix y que hay en el interior de la Catedral de Puebla un total de 14 capillas, mientras que la zona donde va el coro está decorada con madera y además hay algunas piezas que connotan la presencia del arte colonial religioso. Hay que decir que este templo anticipó al que se realizó después en la Ciudad de México.

Otro detalle de este edificio es que tiene accesos laterales y uno central. Sobre las capillas anteriormente mencionadas, decir que como es habitual en este tipo de lugares cada una tiene asignada una advocación. En la actualidad, la catedral es considerada como uno de los museos más importantes de arte novohispano y posterior. Allí se han archivado múltiples tesoros, como pinturas, esculturas, orfebrería y carpintería de gran calidad, entre otras piezas vinculadas con lo religioso y documentos y joyas invaluables.

Foto vía: Catedralescatolicas

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top