Lago de Pátzcuaro con su rica vida natural

Lago Patzcuaro

Uno de los destinos más visitados del Estado de Michoacán es el Lago de Pátzcuaro, y no sólo por su belleza intrínseca sino porque además el mismo forma parte de un corredor que tiene gran presencia entre la comunidad arqueológica. Este lago permite la actividad recreativa y habilita las consultas de aquellos que quieren conocer la historia de la región. Hay que decir, no obstante, que últimamente ha sufrido el descenso del nivel del mar.

El Lago de Pátzcuaro está ubicado a unos 63 kilómetros del importante municipio de Morelia y se puede llegar hasta él por medio de la Ruta 14. Como decíamos, este lugar recibe mucho turismo interesado en conocer los orígenes de la región debido a que está rodeado de varios pueblos indígenas, donde se pueden conocer las costumbres y culturas de estos pueblos originarios.

Sobre las magnitudes de este lago, hay que señalar que posee un litoral de 55 kilómetros y su magnitud permite además la presencia de unas siete islas, entre las que podemos destacar a Janitzio, La Pacanda y Yunuén, además de un pequeño islote denominado La Tecuenita. De no ser por el trabajo de dragado que ejecutan las autoridades locales, algunas de estas islas estarían unidas ya que el agua hubiera desaparecido.

Otro punto para destacar del Pátzcuaro es que allí se practican algunas actividades deportivas como el canotaje, por ejemplo. Más precisamente, allí lleva adelante su tarea una escuela de canotaje que entrena a sus atletas en estas aguas, aprovechando la presencia de varios canales artificiales.

Bordeando al lago hay unos muy bellos bosques, en los que residen muchas especies animales como ardillas, conejos, zorrillos, entre otros, e innumerables especies de flora. Pero también es muy interesante la vida acuática, ya que allí habitan cinco especies de peces, entre las que podemos mencionar al pescado blanco, que está en peligro de extinción.

Además de su propia vida natural, el Lago de Pátzcuaro tiene la particularidad de ser la sede de las celebraciones que se llevan a cabo cada 2 de noviembre, conocidas como el Día de los Muertos. Allí va la gente que habita en la región con el objetivo de recordar a los seres queridos, llevando flores y ofrendas, y participando de una ceremonia que se completa con velas que alumbran con una penumbra que le da un clima particular a este lugar.

Foto vía: Cyber Pueblo

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top