La obra de Fernando Botero en el Palacio de Bellas Artes

Botero en Mexico

Desde fines de marzo y hasta el próximo 17 de junio el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México estará presentando una muestra retrospectiva del artista colombiano Fernando Botero. La misma tiene relación con el 80 aniversario de su nacimiento y es la más importante que se le ha dedicado, con más de 180 piezas de su incomparable obra.

Esta es la quinta muestra sobre Botero que se realiza en México, pero la más grande en dimensiones que se haya hecho no sólo en este país, sino también en el extranjero. Curada por la hija del artista, habrá 185 piezas entre dibujos, óleos, y una serie de esculturas monumentales, las cuales pueden ser vistas incluso en la explanada del museo.

La relación del colombiano con México ha sido muy importante desde siempre, y el arte precolombino mexicano fue una fuerte influencia con figuras como las de David Alfaro Siqueiros, Diego Rivera y José Clemente Orozco. Luego de estudiar a estos artistas, llegó a su obra su tendencia hacia los volúmenes exagerados.

En relación a la muestra que se puede visitar en el Palacio de Bellas Artes, la mayoría de los trabajos pertenecen a la colección privada del propio Botero. Por otra parte, hay algunas que provienen de la Universidad de Berkeley como por ejemplo las que llevó a cabo sobre la prisión de Abu Ghraib.

La muestra tiene diferentes ejes temáticos, entre los que podemos encontrar la obra temprana que se delimita entre los años 1949 y 1977. Durante ese período, el artista trabaja en búsqueda de una identidad, mientras se pueden observar notorias influencias del expresionismo y de los renacentistas italianos.

Entre otros trabajos, se ve todo lo que tiene que ver con su experiencia latinoamericana, notablemente influenciada por sus vivencias durante la infancia. Allí se pueden encontrar obras que representan a los diferentes grupos étnicos y las razas que habitan este suelo, especialmente en las regiones más provincianas.

Una parte importante de la exposición está destinada a sus dibujos y acuarelas, donde se ve su relación con la escuela florentina de pintura y su experimentación con diferentes materiales. También las conocidas esculturas que comenzó a trabajar a partir de la década de 1970, donde se preocupó por crear una imagen con volumen y dimensiones.

Finalmente no se puede dejar de mencionar el pabellón donde se exhibirá su retrato de la prisión de Abu Ghraib, realmente brutal y conmovedora, allí se puede ver una fusión entre lo artístico y lo social. Fernando Botero se mostró indignado con los crímenes realizados por las fuerzas armadas norteamericanas en Irak y legó una obra de una gran potencia.

Información práctica para viajar a México

Foto vía: El universal

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top