Tlaquepaque, de compras en Guadalajara

Tlaquepaque

Siempre me han llamado la atención los nombres curiosos de muchas ciudades y yacimientos arqueológicos mexicanos. Todos ellos significan algo que lo relacionan con la historia y la tradición, como es el caso de Tlaquepaque, un pequeño municipio situado a las afueras de Guadalajara, en el estado de Jalisco.

Tlaquepaque quiere decir, literalmente, “lugar sobre lomas de tierra barrial”. De ahí le viene precisamente su fama de ser uno de los principales centros alfareros de América. Por todo el municipio, que oficialmente se llama San Pedro de Tlaquepaque, veréis talleres artesanales, tiendas y todo tipo de utensilios hechos con barro. Y sobre todo mucha gente comprando, venida especialmente de Guadalajara.

Porque si por algo se caracteriza Tlaquepaque es por su interés comercial. El centro de esta población está lleno de tiendas que, durante los fines de semana principalmente, se convierten en un hervidero de gente. Cada uno de sus cuatro barrios se dedica al trabajo artesanal alfarero, un oficio que ha ido pasando de generación en generación. En cada casa hay un taller, muchos de ellos con cientos de años de antigüedad.

En Tlaquepaque podéis comprar pequeñas figuras de barro de todo tipo, sobre todo las que tienen que ver con las escenas mexicanas de toda la vida, además de piezas de vidrio soplado, pinturas y todo tipo de artesanía. Lo mejor de todo es que el centro es completamente peatonal, para que así podamos disfrutar mucho más de nuestro día de compras.

Después de las compras (os las recomiendo por la mañana) nada mejor que sentarnos en algunos de los restaurantes para saborear la gastronomía popular de la zona. Especialmente los domingos grupos de mariachis se reúnen en las principales calles y plazas para ambientar con sus canciones a todo el mundo. Estamos en el estado de Jalisco, cuna de los mariachis.

Tlaquepaque es un lugar perfecto para pasar un día de compras. Al estar junto a Guadalajara podemos ir perfectamente en coche propio o en transporte público. Los precios son muy razonables, a pesar de ser uno de los grandes centros alfareros en América.

Foto Vía Mexplora

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top