12 de diciembre, Día de la Virgen de Guadalupe

Virgen de Guadalupe

Cada 12 de diciembre miles y miles de peregrinos llegados de todos los rincones de México y del mundo se plantan a los pies de la Virgen de Guadalupe. Alrededor de la basílica un buen número de cantantes mexicanos entonan durante todo el día las célebres “Mañanitas”. La gente viste sus trajes tradicionales y canta y baila durante todo el día y la noche en honor a la famosa patrona de México.

Pero, ¿porqué precisamente el 12 de diciembre? Ese día, pero de 1531, cuenta la tradición que la Virgen de Guadalupe se apareció por cuarta vez a Juan Diego. Era muy de mañana, junto al lugar conocido como del Pocito, cuando la Virgen le anunció a Juan Diego que subiera a la cumbre del Tepeyac y juntara una serie de rosas para entregárselas al obispo. Un hecho muy natural si no fuera porque en aquella fecha y en aquel lugar no florecía rosa alguna jamás.

Esta es la aparición que se celebra con mayor devoción en México, de ahí que se haya escogido el 12 de diciembre como Día de la Virgen de Guadalupe. No sería hasta 1667 cuando el Papa Clemente IX designaría ese día para la patrona mexicana. El Congreso Nacional del país azteca declararía en 1824 el 12 de diciembre como fiesta nacional.

Aunque ya la tarde noche de antes son cientos de miles los peregrinos que se agolpan frente a la basílica, los festejos comienzan la mañana del día 12. En ese momento y al rayar el alba se entonan Las Mañanitas. El día 11 por la tarde tiene lugar la tradicional Serenata Popular a la Virgen de Guadalupe. Desde entonces y hasta las 20.00 horas del día siguiente se van celebrando diferentes misas y otros eventos tanto en el interior como en el exterior de la basílica.

Para los mexicanos es un día grande. Si bien durante todo el año son muchísimos los fieles que se acercan para ver a la Virgen Morena, es el 12 de diciembre cuando se hace obligatorio rendir tributo a la Patrona. Una fiesta religiosa pero también tradicional, en donde lo popular tiene un profundo eco.

Foto Vía Patricia Gallardo

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top